Noticias Artículos técnicos Artículos de opinión Histórico de Newsletter
09/05/2016

Calificación CEPREVEN de Ingenierías

Por Miguel Vidueira

Me incorporé a la plantilla de CEPREVEN en 2002. Parece mentira que hayan pasado ya catorce años. Durante los primeros meses realicé, como todos los ingenieros que se incorporan, diferentes cursos de protección contra incendios en nuestra escuela, que luego tenía la suerte de complementar con alguna visita de campo, normalmente acompañando a Jon. Ya se sabe, preparar la documentación de la visita, imprimirla, quedar con el instalador o la propiedad… ese tipo de cosas que suelen hacer los novatillos por las que todos hemos pasado en mayor o menor grado. Pues bien, uno de los aspectos del trabajo que me pareció más atractivo fue la auditoría de instaladores de sistemas de PCI en el marco de la Calificación CEPREVEN. Claro, cuando yo empecé se llamaba Calificación UNESPA, aunque años más tarde, por motivos que no vienen al caso, cambiaría de denominación aunque el procedimiento aplicado siguió siendo el mismo.

Las auditorías de Calificación me permitieron conocer el trabajo de algunos de los mejores instaladores de PCI de España, así como visitar todo tipo de establecimientos protegidos, desde refinerías y grandes factorías industriales hasta edificios emblemáticos como museos y palacios. Fue realizando estas auditorías, tanto a nivel de proyecto como de ejecución, donde más aprendí (y aún sigo aprendiendo) sobre instalaciones de protección contra incendios.

En aquellos momentos la Calificación ya estaba plenamente consolidada. Contaríamos con unas veinticinco empresas calificadas. Hoy son casi cuarenta y desde entonces se han añadido áreas nuevas como la calificación en gases inertes y químicos, y más recientemente, en sistemas de control de humos. Ahora la familia se amplía de nuevo con la Calificación de Empresas de Ingeniería en Sistemas de Protección contra Incendios. Pienso que es claro para todos los actores involucrados en la seguridad la importancia de contar desde el principio de un proyecto con un buen diseño de los sistemas de PCI. Y sabemos que algunas empresas de Ingeniería tienen un alto conocimiento del diseño de instalaciones de PCI, bien por haberse especializado en esta temática, o aún abordando distintas áreas de diseño, por disponer de la experiencia y de técnicos muy cualificados en este sector. Sin embargo, nosotros como auditores, los usuarios finales de instalaciones, y la mayoría de instaladores que hayan ejecutado proyectos de ingenierías, sabemos que hay algunos proyectos que, literalmente, no hay por dónde cogerlos, con errores, omisiones, indefiniciones, ausencia de cálculos, falta de correspondencia entre el proyecto y el riesgo que se protege… Carencias que por suerte, en algunas ocasiones, pueden ser enmendadas por un Instalador Calificado (que por procedimiento deben pasar controles que acreditan su conocimiento de las Normas de Diseño), pero que en otros casos son asumidas por un instalador que es puramente un montador de instalaciones, que ejecuta el plano que le pasan y que rellena, con mayor o menor acierto, las lagunas en el proyecto. Por ejemplo, en una ocasión me llamaron para revisar una instalación de rociadores ESFR en la que toda la parrilla quedaba por debajo de la parte inferior de las cerchas, es decir a más de 1m de separación del techo bajo la zona de cumbrera. El montador sólo tenía un plano de la distribución en planta de los rociadores, sin un detalle de sección o alzado, así que asumió que la parrilla debía discurrir por debajo de las cerchas, para de este modo evitar las obstrucciones de la descarga con la estructura de cubierta. Acabo de volver de una visita en la que en base a un proyecto de una ingeniería se ejecutó un abastecimiento de agua en el que se instalaron cuatro motobombas diesel de 600 m3/h cada una, en el que por mal diseño de la aspiración, las bombas cavitan. Todo esto causa una serie de problemas tanto al cliente final, que ha invertido su dinero en un proyecto de instalaciones que no le sirven para nada o que prácticamente debería rehacer de nuevo, como al instalador, que al final es el responsable, según RIPCI, de la emisión del certificado de cumplimiento de normas para la legalización de la instalación.

Por esto creemos que para algunas ingenierías ha llegado el momento de poner en valor, ante el cliente y también ante las empresas de la competencia, la experiencia y el grado de conocimiento en el diseño de PCI. De diferenciarse mediante la defensa de la calidad y la eficacia de las instalaciones partiendo de un proyecto bien elaborado. Por eso hemos lanzado esta nueva Calificación de Empresas de Ingeniería en Sistemas de Protección contra Incendios.

Parte del camino está ya realizado. Siempre hemos contado con el respaldo de las más importantes compañías aseguradoras. Diferentes instaladoras han apostado a lo largo de estos años por el valor diferencial de la marca. Y finalmente han recogido el testigo numerosos clientes y propiedades que entienden que tener una instalación eficaz es más que disponer de un certificado de legalización al final de la obra, y que por tanto quién la ejecute sí que importa. Gracias a ellos hoy la marca de la Calificación CEPREVEN es reconocida y apreciada no sólo por las compañías aseguradoras, sino por importantes empresas nacionales e internacionales radicadas en nuestro país que exigen disponer de esta marca a sus instaladores. Como siempre queda en el ámbito voluntario, tanto a la ingeniería solicitarla, como al cliente final exigirla.

Algunos podrán pensar que esta Calificación es otro elemento más que elevará el coste total de la instalación y que acabará pagando el cliente final. A los que piensen de esta manera sólo puedo decirles que hay dos mercados, el del papel (que sólo busca la legalización de la instalación) y el de la calidad (que no sólo persigue que la instalación se legalice, sino que sea eficaz cuando tenga que funcionar). Que la calidad cuesta dinero, eso lo tenemos todos claro. Pero por otra parte, ¿a cuánto puede ascender, sobre el montante total de una obra, el porcentaje “extra” correspondiente a contratar dicha instalación con una ingeniería o instaladora calificada, en relación con otra que no lo esté? Sin duda se trata de un porcentaje ínfimo, que sin embargo puede marcar la diferencia entre una instalación eficaz y otra que no lo es.

En definitiva, esperamos que esta nueva Calificación CEPREVEN de Empresas de Ingeniería en Sistemas de Protección contra Incendios contribuya a incrementar el nivel de calidad en el sector, y que se aprecie como un elemento diferenciador, tanto por parte del usuario final (propiedad) como por parte de las propias ingenierías. En la web www.calificacioncepreven.com se puede encontrar toda la información (procedimientos, empresas calificadas, áreas de calificación…) tanto de este nuevo área de Ingenierías como de las calificaciones ya existentes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cookies Preferences