Noticias Artículos técnicos Artículos de opinión Histórico de Newsletter
30/07/2018

Posición de CEPREVEN acerca de las modificaciones en instalaciones de extinción por gas.

El acuerdo de inicio del procedimiento para la adopción de las medidas de recuperación y prohibición de uso de botellas contenedoras del agente extintor IG541, de entre 80 y 90 l de capacidad y entre 150 y 200 bar de presión de servicio, distribuidas por el Grupo Johnson Controls, establecido la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, ordenaba como medida provisional la descarga inmediata del agente extintor y la puesta fuera de uso de los correspondientes recipientes a presión transportables. Seguidamente, en el mismo punto se ordenaba garantizar que las instalaciones a las que estaban conectados estos equipos mantienen intacta su capacidad para actuar en caso de siniestro, de acuerdo a lo previsto en la normativa aplicable a las instalaciones de protección

Atendiendo al cumplimiento de la orden que requiere garantizar la capacidad de actuación de los sistemas, se están realizando modificaciones de distinta índole sobre los sistemas existentes.

Mediante esta nota técnica CEPREVEN quiere señalar las implicaciones que conlleva un cambio de estas características, y los aspectos que hay que considerar para garantizar la capacidad de actuación del sistema tal como indica la orden de la Comunidad de Madrid.

En primer lugar, cualquier alteración o cambio en el sistema respecto de sus componentes originales puede afectar a las condiciones de funcionamiento esperadas. Hay que tener en cuenta que hay dos aspectos fundamentales a considerar: la utilización de componentes y materiales adecuados, y la validación de los parámetros de funcionamiento del sistema mediante un cálculo hidráulico.

Cada componente utilizado lleva asociada una pérdida de carga que se ha de consignar en el cálculo hidráulico. Un mismo componente, de distintos fabricantes, tendrá una pérdida de carga diferente porque los diseños serán distintos. También puede suceder que se sustituya un componente por otro con la misma funcionalidad y del mismo fabricante (es decir otro modelo). En ese caso también tendrá una pérdida de carga diferente del original. Cada fabricante dispone de un software de cálculo con una biblioteca que considera únicamente las pérdidas de carga de sus componentes y accesorios, por lo cual en la práctica no es posible justificar el comportamiento hidráulico del sistema cuando hay mezcla de materiales de distintos fabricantes.

En segundo lugar, los sistemas para los que se solicita la descarga son en origen de TOTAL WALTHER, con accesorios y componentes certificados. La sustitución de un componente original por uno de otro fabricante, incluso aunque dicho componente esté certificado conforme a la norma correspondiente de la serie UNE-EN 12094, altera las condiciones originales del sistema. Hay que tener en cuenta que incluso un cambio mínimamente intrusivo como es la sustitución de cilindro y válvula implicará como mínimo un cambio en los actuadores del sistema, ya que son específicos para cada válvula. La responsabilidad de la mezcla de componentes de distintos fabricantes en un mismo sistema recae en el instalador que lo haya ejecutado.

En tercer lugar, hay que diferenciar la sustitución de un componente por otro igual, y lo que sería un retrofitting. Un retrofitting consiste en aprovechar parcialmente los componentes y distribución de tubería de un sistema existente, adaptándolo para su uso con otro tipo de gas, o bien con el mismo gas pero con otras condiciones de diseño (por ejemplo, a otra presión de trabajo). Se debe considerar a todos los efectos como una instalación nueva. Esto implica aplicar las prescripciones derivadas de la normativa vigente:

  • Considerar los parámetros de diseño aplicables (concentraciones de diseño, tiempo de descarga, etc).
  • Utilizar accesorios conformes con la regulación vigente (certificados UNE-EN 12094 con marcado CE).
  • Verificar la validez de la tubería y suportación existentes.
  • Realizar cálculo hidráulico para justificar el cumplimiento de los parámetros del sistema.
  • Realizar un Door Fan Test para verificar la estanquidad de la sala.

Es muy reseñable que las concentraciones de diseño establecidas en la norma vigente en el momento de ejecutarse las instalaciones afectadas por la orden de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, la UNE 23577 (IG541), establecía concentraciones de diseño inferiores a las de la norma actual UNE-EN 15004-10. Tampoco se exigía una certificación de componentes según UNE-EN 12094, y ahora sí.

En definitiva, las consideraciones a tener en cuenta ante las opciones disponibles serían:

  • En caso de sustitución del cilindro y válvula por otros del mismo fabricante, con el mismo gas a la misma presión de trabajo, se debe rehacer el cálculo hidráulico si la válvula es de un modelo distinto al original.
  • En caso de sustitución parcial de componentes por otros de un fabricante distinto del original, manteniendo el mismo tipo de gas y presión de trabajo, se debería rehacer el cálculo con los accesorios realmente instalados, aunque esto en la práctica es imposible por las limitaciones de accesorios del programa de cálculo de cada fabricante, luego no se puede justificar el funcionamiento hidráulico del sistema.
  • Cuando los cambios sean mayores a lo expuesto en los dos puntos anteriores, en caso de sustitución del IG541 por otro tipo de gas, o de instalación de IG541 a una presión de trabajo distinta de la original, se debe considerar retrofitting, y aplicar las prescripciones derivadas de la normativa vigente.

 

We use Cookies | More info
Cookies Preferences